Monthly Archives: April 2018

Hablemos de Productividad Part-Time en tu Start-Up

He aquí un mito que esperamos aclarar. Dedicarse exclusivamente (100%) a tu Start-Up al principio y renunciar a un trabajo diario, es un error épico. Existe esa noción en el mercado, de que si no te dedicas a full a tu proyecto, no te resultará. La verdad es muy diferente y te queremos contar porqué. Partamos con […]

Hablemos de Productividad Part-Time en tu Start-Up

He aquí un mito que esperamos aclarar. Dedicarse exclusivamente (100%) a tu Start-Up al principio y renunciar a un trabajo diario, es un error épico. Existe esa noción en el mercado, de que si no te dedicas a full a tu proyecto, no te resultará. La verdad es muy diferente y te queremos contar porqué.

Partamos con un dato: Creemos que para ser emprendedor, realmente no necesitas más de un 10% de tu tiempo, manteniendo tu actual fuente laboral.

Algunos emprendedores, nacen por necesidad dado que no cuentan con una fuente laboral. Esto se da y es una realidad. Pero otros que tienen una fuente, tiran todo por la borda para dedicarse al sueño. Este post va dirigido a estos últimos, ya que para aquellos mencionados del primer caso, debemos felicitarlos y aprender de ellos, ya que no todos tenemos las mismas oportunidades.

Hemos visto en nuestras consultorías, como lanzarse al vacío es lo peor que puedes hacer, ya que omiten la opción de vender sus productos o servicios a la misma empresa que te está contratando, inclusive si vamos más allá, pierden un potencial network que te puede ayudar. No existe mejor informarte de los problemas empresariales de medianas y grandes empresas, que aquellos ejecutivos que trabajan para ellas. Lo sabemos, ese pensamiento que todos tenemos alguna vez “Ahora tengo una oportunidad y no quiero trabajar más para cumplir el sueño de otro“, es recurrente y a veces nos impulsa a tomar decisiones riesgosas como renunciar, pero al principio de tu Start-up, es la peor decisión que puedes tomar. Al principio y créenos que lo hemos vivido, uno tiene mucha energía y convencimiento irrefutable de hacer riqueza en el corto plazo. La verdad es otra…

En esta etapa, sólo tienes COSTOS y es aquí donde uno debe ser más inteligente que llevarse por la pasión. Porque mejor no sacas esos costos gradualmente de tu actual empleador ( sin abusar ) y luego cuando la idea comience a facturar, evalúas si te dedicas exclusivamente a tu negocio o esperas un poco más, hasta que el elástico se corte. Claramente es opción personal, aunque debes tener claro una cosa. Debes vivir. Para vivir hay que pagar las cuentas y estas se pagan con recursos financieros que en tu caso, probablemente nacen de tu liquidación de remuneraciones mensual.

Una estrategia sana al principio, es invertir los mínimos recursos de tu actual remuneración y validar las hipótesis de tu negocio lo más rápido posible. Esta estrategia te da seguridad y un uso mínimo de tu tiempo para ir paso a paso en validar tu modelo de negocio. No existe eso de hacerse rico en 3 meses. Más bien son 3 años desde que empiezas, hasta que ya estás en condiciones de preguntarte si necesitas dedicarte a full al negocio. Durante todo este tiempo y si te ha ido bien, podrás tener 2 remuneraciones, lo cual es la estrategia que te pedimos seguir, ya que estás siendo muy productivo con tus responsabilidades, tu tiempo y además tu negocio. En concreto es más tiempo invertido, pero en los tiempos actuales, la seguridad financiera es lo más importante. En especial si tienes familia.

Esta frase cliché, nos imaginamos ya la haz escuchado, pero nunca está de más repetirla:

You can start in your basement with a home brewing kit that doesn’t cost a lot of money…. Over time, as you build your brand using social media, which is also basically free, you get going.

Es verdad, para empezar no se requiere de mucho, más bien se requieren métodos y pequeñas victorias. Todos los emprendimientos que hemos asesorado, han partido igual. Entonces porque tirar todo a la borda al principio, si partir cuesta tan poco ?

No pierdas el foco al principio. En esta etapa debes aprender, equivocarte e invertir lo mínimo posible. La idea es validar las hipótesis y generar tracción. Todo lo demás, déjalo en su curse natural hasta que sea insostenible. Inclusive quizás te puede servir para negociar una mejor renta en tu actual empleador. Ésto también lo hemos visto. Llegas a jefatura diciendo que tienes una oferta, esperando que el/ella caiga en tu juego y te retenga. A veces funciona, a veces no, pero definitivamente estarás en mejor posición para negociar. Nunca bluffees, ya que todo se sabe tarde o temprano. Evita estos errores amateur y dedícate al principio en un 10% a tu negocio. A medida que pase el tiempo, tomarás decisiones importantes. Una de ellas, no es renunciar al principio, ya que si te va mal y/o 9 de cada 10 emprendimientos fracasa en menos de 1 año, habrás aprendido lo que NO HAY QUE HACER, pero tendrás un premio de consuelo que es tu trabajo para seguir viviendo hasta que se presente la próxima oportunidad. Caso contrario, sólo te quedarás con lo aprendido, pero sin recursos financieros.

Es riesgoso emprender. Es adictivo. Pero también muy gratificante por todo lo que aprendes y que no te enseñan en ninguna parte. Si vas a elegir este camino, la recomendación es partir con poco, manteniendo tu actual condición laboral, destinando sólo un 10% de tu valioso tiempo. Paciencia y sobre todo, aprender a trabajar con incertidumbre. A la larga siempre ganaras, pero hay que ser responsable, evitar los impulsos y en especial trabajar en equipo.